La empresa

La historia de Mandinga comienza en 1976, con un viaje a Nueva Zelandia a la búsqueda de equipos para electrificar alambrados que se usaban en ese país y que dejaban atrás todo lo que en aquel momento se conocía en la Argentina.

El pionero mundial de aquella tendencia era Gallagher Ltd, de la ciudad de Hamilton. La experiencia del viaje abarcó desde el armado de los equipos pieza por pieza hasta la implementación en distintos tipos de campos. A la vuelta a Buenos Aires disponíamos de una tecnología superior y una clara visión sobre el papel transformador que podría jugar el alambrado eléctrico eficiente en el campo argentino.

Así nació la marca Mandinga, resultado de una adaptación del desarrollo neozelandés a las necesidades del campo local. Pronto se sumaron los accesorios para alambrados eléctricos y la marca Mandinga se convirtió en sinónimo de energizador de alambrados en el país. La gama se fue ampliando con otros productos complementarios.





Durante décadas, la empresa se caracterizó por importar o producir aquellos productos que estaban haciendo una diferencia en al agro mundial. Desde innovaciones tecnológicas como la aplicación de energía solar a la tecnología agraria hasta revoluciones productivas, como la introducción de maquinaria especifica para la inter-siembra de pasturas en el país.

Este crecimiento se acompañó con alianzas con empresas pioneras en el mundo, como Tru-Test, líder en sistemas de pesado, que confía a Nagroz su representación exclusiva en el país.

Durante su historia la empresa mantuvo siempre un valor diferencial: el asesoramiento a sus clientes. No como una estrategia de ventas sino como un componente fundamental del éxito de los productos. La búsqueda de la solución ideal para las necesidades de cada cliente. El asesoramiento personalizado se complementa con el aporte de conocimiento a grupos, instituciones y empresas, en forma de seminarios, material técnico, exposiciones, etc.

En 2000 la empresa tomó su nombre actual, Nagroz SRL. Cuatro años más tarde se creó la división SEPP (Sistemas Energizados de Seguridad Perimetral). Los probados conceptos de energizado fueron aplicados a la protección de patrimonio industrial, comercial o particular. Se ha logrado una buena penetración en áreas clave de la industria y ya es una unidad de negocios por peso propio y en franca expansión.

subir